Aprender a Pensar

Repensar la Educación

José Antonio Marina

Fundación SM

Ciudades educadoras: el potencial de la participación ciudadana

Cuando se ocupaba de un caso nuevo, el comisario Maigret solía deambular pesadamente por los alrededores del escenario del crimen, porque eso le permitía absorber la información que necesitaba. Me pasa algo parecido cada vez que me enfrento a un problema: husmeo por lugares distintos, para ver si cazo algo. Movido por este afán cinegético, he participado esta semana en el X Congreso de Ciudades Educadoras, que se ha celebrado en Alcalá de Guadaira, un pueblo cercano a Sevilla. En mi conferencia defendí un “modelo de ciudades educadoras de segunda generación”, capaces de aprovechar la experiencia de los veinte años de vida de este movimiento, pero más reflexivas, con una teoría clara, y  con una preocupación por la eficacia  y la evaluación.

Me interesa el tema porque la escuela se nos está quedando pequeña. Es el núcleo duro de la educación formal,  hincado como una roca en la turbulenta corriente de la educación informal que con frecuencia la cubre y, desde luego, la adelanta. Es evidente que “para educar a un niño hace falta la tribu entera” y que “para educar bien a un niño hace falta una buena tribu”. Pues bien, la ciudad es la tribu moderna. Por eso, la iniciativa de las ciudades educadoras nos fascinó a muchos. En estos años, ha suscitado una gran creatividad ciudadana pero, en este momento, debemos prolongarla con una metodología más eficaz. Mi propuesta es que hay ciertos problemas educativos que deben resolverse a escala municipal. Por ejemplo, el fracaso escolar. Un centro es demasiado pequeño y una Comunidad demasiado grande. En España, el fracaso escolar supera el 30% cuando la UE ha fijado en el 10% el nivel aceptable. La propuesta que hemos elaborado y que hemos puesto a disposición de los municipios es que se puede alcanzar ese nivel en el plazo de 4 ó 5 años, dependiendo de la participación ciudadana.

¿Qué hemos hecho? Elaborar una hoja de ruta para implicar a toda la ciudadanía. Todo el mundo puede hacer algo por mejorar la educación, y lo único importante es explicarles la necesidad, someterles a un proceso de emulación personal (que nadie quiera o se atreva a quedarse fuera del proyecto), fijar unos objetivos evaluables y proponer formas variadas de colaboración. En Documentación podéis ver un estudio que publiqué no hace mucho sobre el tema.


Imaginaos una ciudad donde, animados por el Ayuntamiento,  y con un objetivo definido, todos los docentes colaboren dentro de cada centro, todos los centros trabajen en red, se consiga la participación de las asociaciones de padres, o de los padres a título individual, de las organizaciones profesionales, las instituciones deportivas, los medios de comunicación, el sistema sanitario, el mundo empresarial. La cantidad de energía que se puede movilizar es enorme, y las posibilidades de alcanzar la meta, altísimas. Y, un aspecto importante, los costes muy bajos.

Por si les interesa, tenemos mucha información en www.creacionsocial.es Impulsar esta movilización educativa podría ser un buen modo de mejorar la educación.

Los peligros de la fragmentación

En toda Europa se trabaja sobre las competencias que deben tener los nuevos docentes. Al menos en la educación obligatoria, parece que el tiempo del profesor aislado, encerrado en una burbuja casi mística con sus alumnos, se ha acabado. Es el centro entero quien puede educar. Por eso, la capacidad de colaborar con el resto del claustro tiene que ser una competencia básica de cada profesor. Todo apunta hacia ahí por muchos caminos, y esta convergencia es significativa. En esta semana he tenido dos corroboraciones importantes. La primera: Agustí Lledós, catedrático de química física en la Universidad de Barcelona, ha publicado un artículo que les recomiendo en Investigación y Ciencia (Abril 2011). Considera que la actual organización de nuestras Universidades, con asignaturas separadas, blindadas en su autosuficiencia, es incompatible con la ciencia actual. Se impone la colaboración entre muchas disciplinas. Esto resulta aún más evidente en la educación básica. O hacemos didácticas integradas, o despilfarramos tiempo y energías. Sorprende comprobar que nuestros alumnos son incapaces de aplicar en una asignatura lo que han aprendido en otra. El transfer no se produce.

La segunda corroboración me viene de un interesante libro de Eric Jensen, un importante especialista americano en aprendizaje, Different Brains, Different Learners (Corwin, Thousand Oaks, 2010). Al marcar estrategias para enfrentarse con problemas dramáticos, como los alumnos agresivos, los grandes trastornos del desarrollo, el déficit de atención, los retrasos en el aprendizaje, la primera es: una persona sola no se puede enfrentar con problemas tan serios. Hay que formar un equipo de intervención, consejo y ayuda. ¿Quién tiene que estar en este equipo? Padres, docentes, psicólogos de la escuela, pediatras y, en algunos casos, otros especialistas. Todos ellos deben establecer un plan de acción que deben poner en práctica entre todos, coherente y sometido a revisiones periódicas. De nuevo, la necesidad de cooperar para tener buenos resultados educativos. Por cierto, los estudios indican que entre un 18 y un 22% de alumnos tienen patologías mentales diagnosticables y en gran parte no diagnosticadas. En Mermelada & White vamos a investigar qué sucede en España con la psiquiatría infantil.

MIRANDO CON MICROSCOPIO Y CATALEJO

  • Nos llegan noticias de recortes en educación poco justificados. Podéis mandarnos información SIEMPRE CONTRASTADA. Este es un llamamiento a la quinta columna educativa. Tal vez sería buena idea organizar un wikileaks educativo.

  • Coincidí en Alcalá de Guadaira con Montserrat Ballarín, concejala de educación de Barcelona, profesora titular de Derecho Mercantil. Cree que hay que introducir en la Universidad algún tipo de “educación en valores” o de “educación para la ciudadanía”. Le comenté que había colaborado en un proyecto así con el Instituto Tecnológico de Monterrey, en su sede de Guadalajara y el Pacífico. Me parece una de las posibilidades de la Nueva Frontera Educativa. ¿Cómo formar a los líderes sociales si la Universidad considera que esa no es su función?

  • ¿Qué pasa con el Síndrome de Déficit de Atención e Hiperactividad? En un libro que les recomendamos –El cerebro ejecutivo– Goldsberg, un conocido neurólogo, escribe: “Si se celebrara un concurso para elegir la “enfermedad de la década”, el trastorno de déficit de atención (TDA) y el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) estarían entre los concursantes con más posibilidades. Al cierre del siglo XX y comienzos del XXI, el diagnóstico se hace de forma generosa e informal, a menudo con poco conocimiento de los mecanismos subyacentes, y a veces con ninguno. Los padres buscan activamente un diagnóstico de TDAH para sus hijos que explique sus fracasos escolares, y los adultos lo buscan para sí mismos y poder explicar así sus fracasos vitales”. Estas afirmaciones se refieren a EEUU. ¿Nos estará pasando lo mismo en España? Lo estudiaremos. Creo que vamos a tener que ampliar la plantilla de Mermelada & White porque este caso se está volviendo muy complejo.


escrito el 5 de Abril de 2011 por en General


10 Comentarios en Ciudades educadoras: el potencial de la participación ciudadana

  1. Laura Bermejo Hidalgo | 05-04-2011 a las 17:47 | Denunciar Comentario
    1

    Expongo mi opinión como madre, está muy bien cuando hablamos de una educación de calidad, bilingüe,… y quizás se nos olvide decir clasista. Llega la época de escolarización y los padres y madres se rompen la cabeza decidiendo en qué colegio van a “salir” mejor educados sus hijos. Pues bien, los parámetros más manejados son los de moda: bilingüismo y uniformado, tanto en ropas como en color o escala social. Da igual el proyecto educativo del centro,o si se fomenta o no la participación de los padres en las actividades del mismo.
    Las teorías, que considero necesarias, se dan de bruces con la realidad. Incluso el sistema educativo finlandés tiene fisuras que reparar, porque están descubriendo la multiculturalidad, es decir, la INMIGRACIÓN. También la inmigración tiene infancia, y hay que velar por sus derechos, comenzando por el de la educación integradora en la tribu que formamos todos. Mis hijos van a un colegio en el que la inmigración supera el 70%, porque esos sí son centros políglotas, muchísimos niños son bilingües, pero de verdad. Estamos un grupo de madres y padres tratando de dar la vuelta a la tortilla y hacer de la multiculturalidad de base una insignia de distinción de nuestro centro. Bien es cierto que las fuerzas opositoras van apareciendo, pero nuestro empeño es grande.

    Para terminar quería comentar que es cierto que todos aprendemos a diario de todos, pero hay que escuchar. Yo soy profesora de alemán en EOI y con el idioma como herramienta he escuchado historias muy interesantes a mis alumnos, historias que se salían del libro de turno y de la página prevista.

    Por cierto, en el colegio (público) de mis hijos, del curso pasado a éste han reducido media hora de inglés en infantil, por falta de profesorado de apoyo.
    Un saludo

  2. Gema Gomez | 06-04-2011 a las 19:44 | Denunciar Comentario
    2

    Gracias Sr. Marina, es muy interesante el articulo…ya he visto la web del proyecto “Creacion Social” y ahora leere el articulo de “Investigacion y Ciencia”…

    No se si es bueno o no, pero de tanta info (también estoy en la UP) termino pensando que queda tanto por hacer que casi mejor que me voy a las Seychelles a recuperarme del estres mental que supone intentar (¡¡que no digo conseguir!!) educar a un niño en España…no digo ya si ademas es TDAH y AC…en fin, todo un desafio!!!

    Gracias Sr. Marina, la UP y poder leerle por aqui, es como un soplo de aire fresco.

    Un cordial saludo,
    Gema

  3. jose antonio marina | 07-04-2011 a las 18:55 | Denunciar Comentario
    3

    Respuesta a Laura: Me parece muy buena idea la de hacer de la multiculturalidad una oportunidad y no un problema. No debemos, sin embargo, ocultar sus dificultades. COmo sabrá, la cancillera Merkel ha dicho que el modelo ha fracasado. No creo que sea verdad, sólo ha fracaso un modelo de intentarlo. Primero se intentó un modelo de integración completa. Eso iba contra la identidad cultural de los inmigrantes, y se rechazó. Dsepués se intentó una coexistencia separada de las culturas en plano de igualdad, y eso es la multiculturalidad. Tampoco funcinó porque algunas normas básicas chocaban entre sí. La propuesta que he expuesto muchas veces es que tiene que haber un cimiento básico común a todas las culturas (transcultural) que es ético: la declaración de los derechos humanos; que debe legitimar el cimiento político, que es la constitución del país. Y todas las culturas tienen que aceptar ambas limitaciones. Sin excepción. Sólo dentro de ese marco, se pueden admitir las variedades culturales.

  4. jose antonio marina | 07-04-2011 a las 18:59 | Denunciar Comentario
    4

    Respuesta a Gema: No me parecen mal unas vacaciones en las Seychelles. Mientras tanto, no te agobies. Toda la tarea sería abrumadora si cada uno de nosotros tuvieramos que emprenderla a solas. Mi apelación a la tribu educativa viene de la convicción de que es imposible educar solo o sola a un niño. Por ejemplo, educar a un niño con TDAH exige la colaboración -con un plan estructurado- de todas las personas que traten con él. La coherencia en las instrucciones es fundamental para el éxito educativo con ese niño y con todos.

  5. Gema Gomez | 07-04-2011 a las 20:38 | Denunciar Comentario
    5

    Sr. Marina, sé que tiene usted mucho trabajo y no voy a describir mi caso personal con pelos y señales para no robarle mucho tiempo, sólo le diré que vamos por el 4º cole y aunque lo que usted dice tiene todo el sentido del mundo para mí y por ello llevo luchando desde que me enteré de ambos diagnósticos, la realidad es que ahora mismo me doy con un canto en los dientes de haber encontrado un colegio en el que por lo menos no se le margine y se le acepte, y después de las otras 3 experiencias, me levanto todos los días dando gracias de haber encontrado este centro. Ojalá la concienciación vaya siendo mayor y como bien dice usted, se implique toda la tribu.

    Mientras tanto seguiremos aplicando el sentido común y la oreja abierta a posibles soluciones y centros especializados que no sean un simple sacacuartos, que de éstos últimos, también hemos conocido unos cuantos.

  6. Ana | 08-04-2011 a las 12:42 | Denunciar Comentario
    6

    Pues yo también me voy a las Seichelles porque no puedo más.
    Me presento: me llamo Ana, tengo una hija que está en 3º de educación primaria en un Colegio público bilingüe de la Comunidad de Madrid y también soy alumna de la U.P:
    Necesitamos un cambio urgente en el sistema educativo y lo necesitamos YA y además yo lo quiero para mi hija, para que sea feliz en la escuela y para que no pierda la curiosidad y las ganas de aprender, porque gracias al sistema, lo está perdiendo..
    Sr. Marina si usted quiere “husmear” por la educación primaria, (que son lo que luego van a la secundaria, al bachiller, a la universidad…y son nuestros futuros gobernantes, médicos, arquitectos, peluqueros…..) yo le puedo ayudar pero necesitamos tiempo y hojas de Word para una gran carta. Voy a intentar resumir:
    -Ausencia de educación emocional
    -Ausencia de creatividad
    -Ausencia de presupuesto económico. Por ejemplo en los colegios públicos bilingües de la C.M. han quitado horas de docencia a los asistentes nativos. ¿¿?? En la mayoría de ellos todavía están experimentando (con los niños) cómo enfocar la educación bilingüe
    -Ausencia de implicación de una parte de la tribu (una parte de los padres)
    -Ausencia de implicación de otra parte de la tribu (una parte del personal docente)
    -Los niños aprenden a memorizar pero son incapaces de relacionar, pensar, sentir. No hay tiempo. Hay que terminar el libro ¿¿¿???? ¿Desde cuándo?
    -Ausencia de atención a las bajas, altas y diferentes capacidades.
    -Necesidad de implicación total de los padres en los deberes.
    Esto continúa cuando y donde usted quiera….No continúo aquí porque no sé qué cantidad de caracteres me deja escribir
    Los resultados están a la vista, no hay nada nuevo que yo pueda aportar
    Sinceramente: necesitamos un cambio y yo no sé qué hacer para ayudar a conseguirlo. Tengo observaciones, preguntas, dudas, ideas pero ¿cómo hacerlas llegar a quien verdaderamente pueden hacer del cambio una realidad?

  7. Laura Bermejo Hidalgo | 08-04-2011 a las 13:25 | Denunciar Comentario
    7

    Respuesta a Marina: lo primero agradecer su comentario, y lo segundo expresar mi acuerdo con los pilares que deben ser respetados por todas culturas: derechos humanos y constitución. Pero ahora la pregunta: ¿cómo se lleva a cabo?, ¿cómo concienciamos a las familias de que esto realmente les traerá bienestar?. Hablar de ética hoy día, a pie de calle, tiene muy poco crédito, porque se tiene como referencia al que ha especulado más que yo, al tener y no al ser. Cuando nos acercamos a la realidad del inmigrante común, nos encontramos con la lucha por la supervivencia, y aún con todo, encuentro una importante cantidad de valores éticos, que en nuestra sociedad del bienestar están cayendo en el olvido. Quizás sean las necesidades, no lo sé, pero educan (mejor o peor) en comunidad, la tranmisión de conocimientos y valores de generaciones mediante la tradición oral no la tienen tan perdida.
    Creo que la educación basada en el respeto a la diversidad, en verlo como enriquecedor y no como un perjuicio es la base, en un marco jurídico constitucional. No podemos exigir a otro ser humano que sea éticamente infalible, cuando ningún ser humano es infalible. Hay una gran tarea pendiente en nuestro sistema educativo y es la formación de los docentes, con todos los respetos para mi propio gremio, la mayoría no estamos preparados pedagógicamente para impartir clases, no debería ser un trabajo más, sino un trabajo de los más cualificados para saber dar cabida a los incesantes cambios sociales y de alumnado. Las asignaturas transversales las aplica el profesor que estima que son necesarias, y la educación en valores está en el papel, no en el ejemplo; por suerte siempre hay excepciones. Procuramos uniformar perdiendo por el camino lúcidas mentes críticas, que a veces toman la peor salida hartos de tanta exclusión.

  8. Carme Pablo | 10-04-2011 a las 12:49 | Denunciar Comentario
    8

    Yo no creo en el buenismo, lo encuentro paternalista.
    A mi me parece que deveriamos plantearnos si al poner etiquetas a las personas les damos permiso para “ser diferentes”, ellos pobrecitos no pueden; claro son TDH, o emigrantes, o tienen familias destructuradas… en fin les tenemos que entender y perdonar.
    Mi idea és que todos somos diferentes, algunos lo tienen mas facil que otros. Pero si no importan las personas, todas la personas, se lo haremos saber. Les diremos que se tendran que esforçar mas y que nos tienen a su lado, que confiamos en ellos y que tambien los necessitamos. No saben como cambia una clase cuando se actua así.

  9. jose antonio marina | 15-04-2011 a las 0:53 | Denunciar Comentario
    9

    Comentario a Gema (post 5) COmprendo que un niño con TDAH y AC te tenga preocupada. Son niños que exigen una atención especial dificil de encontrar. No se trata de llevarlos a una escuela especial, sino de darles la atención debida en el centro en que estén. SUpongo que estarás en relación con las asociaciones que hay para ayudar a los padres. EN la UP estamos prepaarando un informa paara ir explicando a todo el mundo, pero en especial a los docentes, las buenas prácticas en estos casos.
    Comentario a Ana: Lo que dices d la escuela es cierto (aunque no en todas las escuelas) Ya sabe mi empeño en introducir en la enseñanza lo mejor que se está haciendo en todo el mundo. Tenemos que colaborar los que apasionados de la educación e ir creando un clima educativo más riguroso, exigente y comprometido. No hay posibilidad que la escuela funcione sin contar y fomentar intensamente la colaboración con los padres. Y luego, hay que elaborar entre todos una CARTA DE LOS DEBERES EDUCATIVOS DE LA SOCIEDAD, en la que se fijen las responsabilidades de cada agente social: padres, docentes, sistema de salud, politicos, jueces, policias municipales, medios de comunciación, personajes famosos, deportistas, etc, etc. No es que quiera abrumar a la gente con mas obligaciones. Es que todos educamos, queramos o no queramos, con lo que decimos, hacemos, compramos, vemos en TV, y se trata de pedir que, puesto que inevitablemente estamos influyendo, que lo hagamos bien.

  10. 10

    Creo que la educación basada en el respeto a la diversidad, en verlo como enriquecedor y no como un perjuicio es la base, en un marco jurídico constitucional. No podemos exigir a otro ser humano que sea éticamente infalible, cuando ningún ser humano es infalible.

1 Enlace externo en Ciudades educadoras: el potencial de la participación ciudadana

  1. 1

    […] Federación Española de Municipios. Les habían interesado los estudios que estamos haciendo sobre Ciudades con talento, que pueden ver en […]

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar