Aprender a Pensar

Repensar la Educación

José Antonio Marina

Fundación SM

¿Está descubriendo Inglaterra la enseñanza concertada?

En plena euforia ilustrada, Kant escribió un maravilloso opúsculo titulado “Ideas para una historia universal desde un punto de vista cosmopolita”. Era un intento de evitar el egocentrismo cultural, que siempre es provinciano e injusto. Siguiendo su ejemplo, me gustaría elaborar con su ayuda una “pedagogía desde un punto de vista cosmopolita”. ¿Qué se está haciendo en otros países? ¿Qué hacen mejor que nosotros? ¿Qué hacemos nosotros mejor? ¿Está habiendo alguna innovación educativa que debamos conocer? La Nueva frontera educativa exige viajar y estar dispuestos a aprender de todos y de todo. Por eso no me importa mirar lo que hace el mundo de la tecnología y de la empresa. Ambos utilizan sistemáticamente la técnica del benchmarking, de la comparación continua con los demás, para evaluar si lo están haciendo bien o mal. ¿Por qué no vamos a hacer nosotros lo mismo?

Todo esto surge porque leo en The Economist un artículo sobre el éxito del gobierno inglés, y de su ministro de educación Michael Gove, en su proyecto de mejorar la educación.

Se refiere al aumento espectacular de las academies en el sistema inglés. Es una historia un poco complicada, porque en todas partes los sistemas educativos lo son, y la comento porque tiene que ver con dos temas de actualidad permanente en España: la excelencia educativa y la enseñanza concertada. Para mejorar la secundaria, Margaret Thatcher propuso la figura del City Technology College, centros fundados por el Estado, pero con participación privada en el capital, y dedicados fundamentalmente a tecnología, ciencia y matemáticas. Eran demasiado caros y sólo se establecieron 15, según mis datos. Tony Blair propuso algo parecido: las academies. Son centros de secundaria –aunque también puede haberlos de primaria e infantiles- fundados por el Estado para luchar contra el fracaso escolar y conseguir una enseñanza más creativa e innovadora, que tienen un diez por ciento de capital privado. Esta participación permite a los patrocinadores –empresas, organizaciones o personas – intervenir en las adaptaciones del currículum nacional, en el ethos de la escuela y en la contratación de directores. Pueden seleccionar hasta el 10% del alumnado por su capacidad. El resto de la financiación corre por cuenta del Estado. Han de tener una especialización. Hasta este momento hay centros especializados en ciencias, artes, economía, computación, ingeniería, idiomas. Los datos que presentan parecen revelar gran eficacia educativa, y la noticia de The Economist se refiere a que en el último año, bajo el gobierno conservador, que ha apoyado la iniciativa del laborista Blair, el número de academies ha crecido espectacularmente.

Este sistema tiene sus detractores, en especial  los sindicatos de docentes y algunos miembros del partido laborista. Lo consideran caro, elitista, y peligroso porque da demasiado protagonismo a personas que no son profesionales de la enseñanza. No me atrevo a dar una opinión antes de conocer mejor esta iniciativa. Solo quiero aportar documentación al debate sobre la excelencia y la enseñanza concertada, y pedirles más información si la tienen.

OBSERVANDO CON MICROSCOPIO Y CATALEJO

En Cataluña continúa la polémica sobre la sexta hora, y una nueva, que ya es vieja, sobre el uniforme escolar. La revista ESCUELA (7-abril-2011) se hace eco de un tema también  complicado: ¿perjudica a las chicas la enseñanza integrada? En UNIVERSO UP, la revista de la Universidad de Padres, hemos dedicado un número a este tema.

El jueves inauguré unas Jornadas sobre Innovación y Excelencia en las Administraciones Públicas organizada por el Ayuntamiento de Cambrils, en colaboración con la Federación Española de Municipios. Les habían interesado los estudios que estamos haciendo sobre Ciudades con talento, que pueden ver en www.creacionsocial.es.

Mis confidentes me llaman la atención sobre la portada de la revista NewsWeek. Titular: “Su hijo de dos años puede leer, ¿debería estar usted preocupado?” Lo he leído por si intervenía en el debate sobre la edad ideal para enseñar a los niños a leer, pero no. Trataba de la “hiperlexia”, un trastorno que afecta a algunos niños que tienen un interés precoz y espontáneo por la lectura. Para considerarlo un problema, este interés precoz tiene que ir acompañado de una incapacidad para comprender lo que han aprendido a leer y, sobre todo de una gran dificultad para comunicarse. Es una modalidad de Asperger. El reportaje se refería al libro The Anti-Romantic Child: A Story of Unexpected Joy, escrito por Priscilla Gilman, madre de un niño con este problema. Me quedo con un comentario que hace sobre el momento de llevar a su niño a la escuela: “Tuvo un comienzo difícil, pero a través de conversaciones y de e-mails diarios con sus maestros, pusimos en práctica ingeniosas maneras para que mi hijo desarrollara sus fortalezas, y para que las usara para compensar sus debilidades”. Un caso, pues, de pedagogía compartida.

He leído el blog que lleva en Aprender a pensar Paco Muñoz, profesor de educación física en un Instituto, sobre las competencias de la profesión docente. El tema es importantísimo, y está siendo debatido en todas partes. Comparto su insistencia en la importancia del desarrollo profesional del profesorado para la mejora del sistema educativo, la eficacia metodológica de llevar una reflexión sistemática sobre lo que hacemos, y la idea de que el profesor “reproductor de las ideas recibidas” está en trance de desaparecer por ineficiencia.



escrito el 19 de Abril de 2011 por en General


4 Comentarios en ¿Está descubriendo Inglaterra la enseñanza concertada?

  1. Gema Gomez | 20-04-2011 a las 9:35 | Denunciar Comentario
    1

    Me encantaría saber por qué los profesionales de la enseñanza miran con tanto recelo las propuestas educativas diferentes y especializadas…la escuela de hoy en dia me parece que es como tortilla de patatas para todos y todos los dias…

    Si yo hubiera tenido un City Technology College o algo similar cuando era pequeña, donde ademas de mis clases, hubiera podido aprender a escribir cuentos, o literatura de otros paises, o los ultimos avances en robotica, o a aprender el ikebana, creo que aparte de aprender me hubiera divertido muchisimo, lo que me habria generado mas ganas de aprender y quizas hubiera llegado a destacar en algun area…

    La tortilla de patata, aunque sencillo, es uno de mis platos favoritos, pero igual dejaria de serlo si no pudiera comer otras cosas que den un gusto variado y alegre a mi dia a dia…

  2. Laura Bermejo Hidalgo | 26-04-2011 a las 14:48 | Denunciar Comentario
    2

    El planteamiento de una enseñanza concertada varía si la iniciativa parte del Estado y da cabida, cual subasta, a participación privada de calidad; o si es una empresa privada, que tiene sus intereses económicos en primer plano, los pedagógico-didácticos en segundo y pretende cobrar una subvención del Estado. Bajo mi punto de vista, y siempre dejando hueco para las excepciones, es lo que se suele dar en nuestro país por colegio concertado.
    Y estoy de acuerdo en que no tiene que ser por obligación un docente titulado el que mejor transmita los conocimientos en una materia, a mí las personas que más me han enseñado son las que vivían lo que hacían, además como les gustaba eran grandes expertos en la misma, cargados de experiencia, anécdotas, etc.

  3. 3

    mi opinion de acuerdo al tema es que no tiene que ser por obligación que un docente titulado, y el que mejor transmita los conocimientos en una materia, a mí las personas que más me han enseñado son las que vivían lo que hacían, además como les gustaba eran grandes expertos en la misma, cargados de experiencia, anécdotas, entre otros.

  4. Juan Manuel Chica Cruz | 05-09-2011 a las 17:40 | Denunciar Comentario
    4

    Sin duda, es probable que alguien que no posea titulación pueda llegar a ser un gran docente. Podemos admitir incluso que aun mejor que otros muchos docente con su correspondiente titulación. Pero, no podemos cuestionarnos por estas particularidades, la importancia de la cualificación académica del profesorado y más en este país tan dado a las chapuzas.
    El informe Kinsey de 2007 indica que una de las varibales que más correlaciona con el éxito educativo de los alumnos es el nivel de vocabulario y la capacidad aritmética del profesorado. Por supuesto que puede haber gente sin titulación con mejor nivel de vocabulario y de aritmética que muchos docentes, pero no nos engañemos, no desviemos el tema fundamental de la mejora de la enseñanza. Por ahí no van los tiros. A mi modesto entender.

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar