Aprender a Pensar

Repensar la Educación

José Antonio Marina

Fundación SM

Escuelas modelo

Por fin, una escuela española ha merecido los elogios de The Economist la revista más influyente del mundo-, porque en ella se enseña a los alumnos no solo destrezas (skills), sino que se pone el énfasis en la educación del carácter. Llevo mucho tiempo diciendo que la educación es instrucción + formación del carácter, de modo que me siento apoyado. Los estudiantes de esa escuela “son instruidos sin descanso en la importancia de la perseverancia, el sacrificio y el espíritu de equipo”. Espléndido. Se trata de La Masía, la escuela del Fútbol Club Barcelonahttp://www.economist.com/node/18709691

Bueno es que los docentes, que queremos enseñar, estemos dispuestos a aprender de todo el mundo. Por eso he leído un libro de Stephen R. Covey, titulado El líder interior, que estudia “el modo de transmitir e inspirar en la escuela los valores que conducen a la grandeza”. En lenguaje americano “líder interior” significa lo mismo que en nuestra jerga educativa “competencia de autonomía e iniciativa personal”. Covey es un experto en management que hace años alcanzó el éxito mundial con un libro titulado Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, del que se han vendido más de dieciocho millones de ejemplares, y que ha sido calificado como “el libro empresarial más influyentes del siglo XX”. Ahora, veinte años después de su publicación, intenta aplicar sus principios a la escuela. ¡Qué horror!– pensará alguno de ustedes-. ¡Pretender que la escuela aprenda algo de la empresa! Vuelvo a decir que estoy dispuesto a aprender de quien sea. Lo primero que Covey ha hecho es visitar escuelas que tienen verdadero éxito, muchas de ellas en zonas marginadas. En todas ellas encuentra aspectos comunes:

(1) Una misión clara en la que está comprometido el claustro entero.

(2) Dan oportunidad y tiempo para que todos los alumnos puedan aprender.

(3) Sus equipos directivos ejercen un fuerte liderazgo.

(4) Supervisan constantemente los progresos de los alumnos.

(5) Mantienen expectativas elevadas y la firme creencia de que todos los alumnos pueden aprender.

(6) Establecen relaciones positivas entre el hogar y la escuela.

(7) Son un entorno seguro, disciplinado y bien organizado.

Creo que hay algo más, y que lo resume el lema que acoge a los niños en el hall de uno de esos colegios, un colegio en un barrio de clase media, en el que muchos alumnos tienen becas de comedor, y una cuarta parte están acogidos a algún programa de ayuda especial. El lema dice: “We Honor the Greatness in You”. “Reconocemos y respetamos la grandeza que hay en ti”. “¡Qué estupidez más americana!”, dirá alguno. Pues bien, me gustaría que me respondieran a una pregunta. ¿Qué dirían si en el claustro de su escuela, colegio o facultad o en las de sus hijos se debatiera poner un letrero parecido? O mejor aún: ¿Se atrevería a decir que lo pusieran?

MIRANDO CON MICROSCOPIO Y CATALEJO

Materiales para la “pedagogía cosmopolita” que me gustaría hacer. Richard Dufour y Robert Eaker, en su obra Professional Learning Communities at Work escriben: “Ha llegado la hora de reconocer que el principal defecto en el programa de estudios de los colegios públicos estadounidenses no es que los colegios no hagan lo suficiente, sino que tratan de hacer demasiado. Aunque los colegiales estadounidenses  tienen menos días escolares al año que sus homólogos asiáticos y europeos, tienen que aprender más contenidos”. Robert J. Marzano, en su libro What Works in Schools, escribe: “En EEUU, los manuales sobre matemáticas abarcan el 175% de los temas que comprenden los libros de texto alemanes y el 350% de lo que abarcan los libros de texto japoneses. Los manuales de ciencia abarcan nueve veces más temas que los libros de texto alemanes y cuatro veces más que los japoneses. Sin embargo, los alumnos alemanes y japoneses aventajan notablemente a los estadounidenses en las asignaturas de matemáticas y ciencias”. Lo atribuye a que la preocupación por cumplir con un programa de “un kilómetro de extensión y un milímetro de profundidad” impide un aprendizaje eficaz. Mi propuesta de “currículos integrados” podría paliar algo este problema.



escrito el 24 de Mayo de 2011 por en General


15 Comentarios en Escuelas modelo

  1. Flor Fernández del Viso Torre | 24-05-2011 a las 20:26 | Denunciar Comentario
    1

    Es cierto que en un High School medio americano para poder graduarse e ir a la Universidad o a la Formación Profesional se necesitan tan sólo 23 créditos, de los cuales 3 son en matemáticas y 2 y ½ en ciencias (si lo comparamos con los créditos necesarios para conseguir el bachillerato en España, un alumno español podría con sus créditos graduarse tres veces en Estados Unidos).
    Logicamente, los manuales de estas asignaturas tienen que estar muy condensados porque son pocas las horas de clase que dedican a ellas y, por supuesto, el conocimiento que adquieren los alumnos no es profundo en dichas materias. Pero, en EEUU hay excelentes matemáticos y científicos, ¿cómo es esto posible?.
    Entiendo que hay sistemas educativos que quieren aportar al alumno una cultura general que los estadounidenses no tienen y está bien, pero saturar a temprana edad, exhaustivamente, con las mismas asignaturas una y otra vez, sin posibilidad de investigar en las capacidades del niño, en diversos campos, conlleva al fracaso escolar y al abandono de los estudios.
    Lo que debemos aprender del sistema americano es que siempre se está a tiempo de profundizar en aquello que va a ser objeto de nuestra dedicación, como lo demuestra el número de premios nobel que tiene este país.

  2. jose antonio marina | 24-05-2011 a las 22:31 | Denunciar Comentario
    2

    Resouesta a Flor: Tienes trazón, Pero lo que más me sorprende en la actitud americana es la importancia de la “posibilidad”. Cuando encargaron a Jerome Bruner -el psicologo americano más innovador del ultimo medio siglo, en mi opinión- que hiciera una propuesta para el cambio educativo, depsues de trabajar con un montón de premios Nobel formuló un plan que comenzaba con una afirmación un poco absurda: Todo niño puede aprender cualquier cosa. Después añadía que la variable era el tiempo que tardaría. Pero lo importante es la actitud. Primeros e afirma la posibilidad, y luego se indican los obstáculos.

  3. Flor Fernández del Viso Torre | 25-05-2011 a las 11:29 | Denunciar Comentario
    3

    Efectivamente, todo niño puede aprender cualquier cosa, pero existe la variable tiempo que marca la diferencia entre el que puede aprenderlo con más facilidad y al que le cuesta más trabajo. De ahí que sea necesario un sistema educativo que realice una criba que determine quien se puede dedicar a una cosa u otra. La gran diferencia de nuestro sistema educativo con el americano es que, en el nuestro, la criba se realiza a demasiada temprana edad, incluso, antes de llegar a conocer las posibilidades que un alumno puede tener y sin haberle dado la oportunidad de experimentar en diversos campos, reconociéndose como única capacidad la de hincar los codos y memorizar, a pesar de los intentos curriculares orientados a desarrollar las actitudes, capacidades y procedimientos; el sistema educativo español ha evolucionado poco y siempre en la misma línea.

  4. Anail | 25-05-2011 a las 17:14 | Denunciar Comentario
    4

    Me parece fantástico que la revista más influyente del mundo se haya fijado en una escuela española para elogiar su estilo educativo. La formula instrucción+formación del carácter es evidente que da buenos resultados y esta escuela es un ejemplo/modelo a seguir. Cuesta mucho cambiar las cosas aunque sean para mejorar, comprobar, que pese a todo, se van dando pasos por ese camino es una noticia esperanzadora para los demás.
    A mi me parece bien aprender de quien sea, de la empresa en este caso. La propuesta de “currículus integrados” me parece acertada.
    Agradezco que nos informes a través de este blog de noticias como esta y de otras. Gracias.

  5. Victoria | 25-05-2011 a las 17:25 | Denunciar Comentario
    5

    Por favor, ¿podría añadir el link de referencia al artículo de The Economist al texto? Debería aparecer en el texto: “una escuela española ha merecido los elogios de The Economist” Gracias.

  6. Beatriz | 25-05-2011 a las 20:45 | Denunciar Comentario
    6

    Me parece perfecto lo de la actitud pero creo que sin una base educativa, sobre todo si el niño lo necesita, sirve de poco.

  7. Paco Muñoz | 25-05-2011 a las 23:45 | Denunciar Comentario
    7

    Sr. Marina: me gustaría saber dónde se recoge su propuesta de “currículos integrados” para conocerla mejor. Gracias.

  8. Mariola | 27-05-2011 a las 11:59 | Denunciar Comentario
    8

    Victoria, aquí tienes el link:
    http://www.economist.com/node/18709691

  9. Irene Gomez | 27-05-2011 a las 13:49 | Denunciar Comentario
    9

    Hace unos años leí un libro delicioso de Marina, se llama Aprender a Vivir, y se lo regale a varios amigos comprometidos con la educación de sus hijos. En ese libro se hablaba de unos cuadernos practicos para poder implementar lo que se decía en el libro. ¿Alguien sabe si se llegaron a publicar esos cuadernos de trabajo?. Gracias

  10. Flor Fernández del Viso Torre | 27-05-2011 a las 14:49 | Denunciar Comentario
    10

    El gran problema de nuestras escuelas es el fracaso escolar provocado por el propio sistema, que además, ha ido en aumento.
    ¿Por qué se aparta a gran número de alumnos del sistema educativo?.
    ¿Por qué los estudios son una preparación para ir a la Universidad desde Primaria? .
    ¿Por qué a los ñiños/as que van a diversificación se les considera unos fracasados?.
    ¿Por qué la formación profesional se considera estudios para malos estudiantes?.
    A lo que deberíamos poder llegar, como se hace en EEUU, es a que todos los alumnos se pongan el birrete y la capa el día de la graduación y se sientan orgullosos de haber terminado sus estudios y, al mismo tiempo, sepan que a partir de ahí empieza una nueva fase en su educación acorde a sus capacidades

  11. Puri | 27-05-2011 a las 20:55 | Denunciar Comentario
    11

    “Reconocemos y respetamos la grandeza que hay en ti”
    No solo debería de estar colgado en la entrada de todas las escuelas, es algo que debería estar presente en todos nosotros y guiarnos en nuestras relaciones con los demás, con mis vecinos, en la carretera, en el trabajo, en la calle, en casa, con la familia, los hijos, la pareja…
    Eso si que sería un gran paso en la mejora de la educación… y encima para conseguirlo el estado no tiene que hacer ninguna ley, ni aumentar el presupuesto de educación ni tenemos que esperar a que alguien haga algo… solo depende de cada uno de nosotros… parece fácil esto de mejorar la educación…

  12. Juan Díaz Hidalgo | 06-06-2011 a las 9:03 | Denunciar Comentario
    12

    También es verdad que muchos de los genios y premios Nobel de EEUU son de procedencia Europea (científicos, cineastas, arquitectos). Pensemos en los emblemáticos edificios y tendremos la Bauhaus alemana detrás de ellos o algún japonés. Puede ser que EEUU sepa atraerse a lo mejor de otros países que ha formado excelentes científicos (Severo Ochoa, mariano Barbacid…) Ahí es donde acierta EEUU más que en su sistema educativo.

  13. Laura | 18-06-2011 a las 20:58 | Denunciar Comentario
    13

    Creo que esta tendencia a construir un currículo pletórico de actividades, a veces sin un eje organizador que permita a maestros, alumnos y padres encontrar una secuencia con sentido en las diferentes actividades, es uno de los aspectos que hay que mejorar en los nuevos programas aquí en México. Me dedico a la enseñanza de lengua materna y aunque la perspectiva ha cambiado y este cambio puede beneficiar a nuestros niños y jóvenes -también a los maestros- los maestros no han sido capacitados con el tiempo suficiente para realmente cambiar las prácticas dentro del aula. Mucha información, ahora muchas actividades con poca relación y secuencia entre unas y otras,pueden provocar una vez más que los niños aprendan para pasar, no para ser mejores.

  14. Anna | 06-05-2012 a las 14:48 | Denunciar Comentario
    14

    Podría recomendar alguna escuela en Barcelona? Soy alumna de la Universidad de Padres, tengo una hija de año y medio que de momento no llevo a la guardería, está conmigo y mi madre me ayuda cuando tengo que trabajar y estoy buscando una escuela adecuada, que siguiera la línea de la Universidad de Padres. Qué opina de la escuela waldorf? muchísimas gracias

  15. Micaferin | 13-06-2012 a las 10:35 | Denunciar Comentario
    15

    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que estáis comentando. Estamos perdiendo a nuestros alumnos, no enganchamos con ellos. La velocidad a la que cambia todo nuestro entorno es vertiginosa y si los profesores no nos adaptamos estamos perdidos. Como dice Flor el sistema educativo que ofrecemos hace que sin estar preparados nuestros alumnos tengan que decidir o más bien diría yo que el sistema educativo que tenemos decide por ellos cuando todavía no están preparados. A esto hay que añadir que como nuestro trabajo es tan complicado y no vemos resultados al final perdemos la esperanza y nos volvemos pesimistas.

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar